Izquierda y derecha: El fin de dos palabras ?

Con todo lo que escuchamos, leemos y observamos en varios puntos del planeta, se nos viene a la mente una pregunta cuya respuesta no la tengo, pero intento abordar algún contexto que ayude a entender que está pasando con los términos ” izquierda y derecha “.

Europa y América Latina han vivido  fases negras en sus historias, la llegada a los poderes del Estado del fascismo, nazismo y otras pestes, pero también han llegado a los gobiernos e incidencia en el sistema judicial, parlamentario y gobiernos locales, una gana de ” izquierdas “, para todos los gustos y de todo tipo de tonalidades, sin embargo, han fracasado.

Han fracasado como gobiernos y como proyectos políticos, es hora de ir llamando al ” pan pan y al vino vino “, millones de soñadores en el continente Americano creen que en Europa el ” centro izquierda es fuerte ” o las corrientes llamadas ” socialdemócratas”, ” tercera vía ” y otras vainas, pues lamento decepcionar a esos soñadores, esas supuestas corrientes de centro izquierdas también han fracaso, en Europa ya no existe el modelo de ” bienestar social “, eso es historia, el neoliberalismo se está comiendo todo, y para extrañeza de esos soñadores socialdemócratas Latinoamericanos, gracias a los centros izquierdas, el Estado se está haciendo pequeño cada vez más y el mercado dicta las políticas.

Pero varias corrientes comunistas también han llegado a los gobiernos en Europa, el experimento más reciente y significativo fue Grecia, al final del día se arrodillaron ante el poder en Bruselas y hoy son, más de lo mismo, el partido Refundación comunista en Italia, también llegó al poder hacer algunos años, y a pesar de las mil justificaciones, no supieron posicionarse  y fracasaron, no solo electoralmente, porque en la actualidad están reducidos casi a  cero, lo peor, es que su línea Stalinista los está llevando al olvido y cada día viven la marginación total, hay otros grupos comunistas que no son Stalinistas, pero que de igual forma carecen de peso.

Solo vemos pequeños brotes de organización sindical significativos en las bodegas de las multinacionales ( de amazon y otras ), en esos centros de trabajo llamados ” logísticas “, las fuerzas anarquistas están librando batalles del día a día de carácter  reivindicativo, pero como sabemos, el anarquismo es otra cosa, pues no pretenden llegar  a los gobiernos, sino, destruir el Estado.

En España, el movimiento Podemos llegó a millones de personas, pero una vez saboreando el poder en las estructuras del Estado, perdieron el horizonte, si alguna vez lo tuvieron, en Portugal vemos una gran fuerza de las izquierdas, pero su economía cuenta tan poco en Europa que no logran salir de las fronteras, en Francia los Chalecos Amarillos se han ganado los aplausos del mundo, pero no sabemos si les pasará lo mismo que a Podemos, los Chalecos amarillos son una galaxia de fuerzas populares, amplias coaliciones y corrientes con cabezas políticas antagónicas, no sabemos si podrán poner de lado sus diferencias para proponer una agenda mínima común y crear otra realidad social, es una historia que se está escribiendo.

Alemania y Francia siguen siendo los conductores del tren llamado ” Unión Europea “, un bloque contradictorio e incapaz de llevar bienestar a las personas, un bloque destinado al colapso tarde o temprano, la agonía ya se siente en la gente, no es casual la llegada del presidente Chino en estos países, pero vemos lo disperso y desigual en los tratados comerciales, mientras Italia le venderá tomates y manzanas a China, Francia le venderá Aviones, barcos y otras cosas de gran importancia económica, con ese ejemplo vemos, que Italia va por el camino de un total fracaso económico y político, en el gobierno se abrazan la extrema-derecha y la ultra-derecha, la Lega Nord es la nueva imagen del viejo fascismo y el Movimiento 5 Estrellas es la nueva cara de los socialdemócratas que ya fracasaron y entregaron Italia a las multinacionales.

Ahora bien, eso de izquierdas y derechas lo tocamos en América Latina, nos encontramos en un momento histórico en el cual, la ola de los movimientos y partidos progresistas  se estancó y el no haber logrado transformar los Estado y tampoco impulsar una cultura adecuada, han sido algunas causas de las derrotas en Brasil, Argentina, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, etc. con la nostalgia que poseen millones de personas, al final estamos descubriendo que esos gobiernos inyectaron el asistencialismo en la gente, y sabemos que el entregar dávidas las capas pobres de la sociedad, solo ayuda al capitalismo, porque la gente sigue en la pobreza esperando las ayudas o subsidios de los gobiernos.

Cerrando el ciclo del fracaso de los progresistas en los gobiernos de Latinoamerica, pareciera que los bloques de las derechas quieren reconquistar los terrenos que ellos consideran perdidos, se les convierte en funcional a nivel de propaganda electoral, seguir llamando de izquierda los partidos en cuestión, es un juego, ya se ha dicho, por ejemplo, en El Salvador, al partido Arena se le hacen fácil seguir etiquetando al partido electoral Fmln de izquierda, comunista, etc de esa forma su himno tiene vigencia, mientras que para el partido electoral Fmln es cómodo seguir llamando derecha al partido Arena, pero fuera de los spots publicitarios, ambos partidos poseen los mismos intereses, trabajan para el mismo capital, para la embajada USA, para las multinacionales, en conclusión, son neoliberales.

Pero el hecho que los partidos progresistas han fracasado en el mundo, hacen que las derechas inflen los pulmones al decir que las ” izquierdas han fracasado “, ellos saben, que la mayor parte de la gente ya no lee, ni investiga, no duda; por eso la gente cree que eso es verdad, y por esos motivos propagandísticos en El Salvador, Bukele llegó a bastante gente, porque vendió la idea que no era de izquierda y no era de derecha, la gente no se pone a investigar que significan esas palabras, pero se escucha ” bonito “, está de moda en todo el mundo decir lo mismo, en Europa los partidos de extrema derecha ganaron con la misma frase ” no izquierda no derecha “, y al final, son esas ideas fascistas y nazistas las que están ganando las batallas.

Para el caso de El Salvador, ( el tema de la victoria de Bukele lo abordaremos en otra ocasión) porque no toda la gente voto por GANA por apoyar a Bukele, ni a Nuevas Ideas, es un tema de sociología que es necesario abordar en su momento.

En Nicaragua vemos un gobierno represor que se autodenominan de izquierda, con justa razón esa palabra está desprestigiada, con gobiernos de ese tipo hasta al mismo Che Guevara se hubiera puesto a pensar, sin embargo, el poder y control de la familia Murillo-Ortega en el tema militar, empresarial, espionaje, etc. impide que las otras izquierdas en la oposición puedan lograr pequeñas victorias, no sabemos cómo administraran las próximas votaciones, tengo mis reservas.

Honduras es otro ejemplo de un movimiento de amplia simpatía popular, como fue Libre, que al final se está convirtiendo en otro Fmln, sin dejar de escribir que las iglesias protestantes evangélicas están haciendo política, la mayoría apoyando a las extremas derechas, volviendo a la edad de piedra las sociedades.

Guatemala es otro caso, un ejército de candidatas y candidatos que corren a la presidencia, desde las llamadas izquierdas hasta las llamadas derechas, ese país está empantanado entre viejas y nuevas corrupciones, pueblos indígenas que entran con fuerza a la palestra electoral  y extremas derechas con conceptos distorsionados o distorsionando conceptos para confundir a la gente, sin embargo es de anotar, que de ganar las derechas en Guatemala, el bloque llamado ” foro por la democracia “, sería la base de operaciones de las derechas más atrasadas del mundo con objetivos concretos para derrotar el último bastión de la izquierda en el continente, osea, Cuba, pero ellos, en su corta visión filosófica no saben que  Cuba abrirá cada vez más sus puertas al mercado internacional y seguirá dejando de ser lo que ha sido por 50 años.

Las palabras ” izquierda y derecha ” no van a desaparecer, pero si, camuflar, porque son más que simples palabras, la moda impone que se hable de superación de esos términos, pero lo mismo pasó con la caída del muro, los tanques de pensamiento en Washington dijeron que era ” el fin de las ideologías “, por muchos años se puso de moda, hasta que se comprobó, que el neoliberalismo se inyecto como ideología dominante, espero que la nueva frase ” no izquierda y no derecha “, no sea una trampa del neoliberalismo.

 

Jandres J.S.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies