Marcial tenía razón

MARCIAL TENÍA RAZÓN

El Comandante Marcial, (Salvador Cayetano Carpio, El Salvador 1916-1983 Nicaragua) fue el fundador de la primera guerrilla salvadoreña en 1970 (las Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí) máximo fundador del FMLN y responsable de este frente hasta el 12 de marzo de 1983, cuando esta última organización conspiró un macabro plan para quitarse de encima al insigne guerrillero y su ideal de Guerra Popular Prolongada (GPP).
Marcial fue un marxista leninista íntegro, que creyó que las clases populares solo podían ser adecentadas si ellas mismas conquistaban el poder por medio de la lucha armada organizada. Militó en el Partido Comunista Salvadoreño desde los 27 años hasta los 51 cuando en 1969, siendo el Secretario General, abandonó su dirección (al igual que Roque Dalton) luego de que el resto de miembros y órganos del partido apoyaran la guerra que hacía la dictadura salvadoreña contra Honduras. Abandonó su dirección, además, y entre otras cosas, porque los órganos del PCS tampoco consideraban la lucha armada como método liberador.
Plantearse la lucha armada, como única vía, le pasaría factura años más tarde, cuando en abril de 1983, estando de viaje por Libia, la Comandancia General del FMLN (con el PCS ya incorporado, junto a otras 4 organizaciones más) desde Managua, donde estaba instalada, le comunica que la guerrillera Ana María (Melida Anaya Montes), número dos de la organización, había sido asesinada.
La Comandancia inmediatamente, y sin más titubeos, acusó del asesinato a Marcial. Éste volvió de inmediato a Managua, se enfrentó a sus acusadores y redactó una carta donde no solo negaba estar detrás del asesinato, sino que exigía a la Comandancia que investigara y lo aclarara, pero unos días después, el 12 de abril fue encontrado muerto de un disparo. La Comandancia comunicó que se había suicidado.
Esta sigue siendo la versión oficial de la actual dirección del FMLN, pero ocurre que esta organización, ahora convertida en partido político, nunca ha mencionado que solo un año después de ambos asesinatos, el 15 de marzo de 1984 el Juzgado Segundo del Distrito del Crimen en Managua, exculpó y sobreseyó de todo cargo a Marcial. El FMLN tampoco ha mencionado que el Estado nicaragüense era su gran aliado, con lo cual el fallo judicial, no trataba, ni mucho menos, de perjudicar al FMLN.
A partir de este momento las FPL se parten en dos: FPL-GPP y FPL-GPR, y el FMLN considera proscrita y enemiga a la primera. El Frente Clara Elizabeth Ramírez fue el comando urbano de la capital más conocido de las FPL-GPP de esos años, y el que, por cierto, no entró en la negociación de los beneficios de los Acuerdos de Paz de 1992, ni dentro de la Ley de Amnistía de 1993 ahora en cuestión.
Las razones reales de la Comandancia de urdir el macabro plan se pueden encontrar en el libro de Antonio Carbonell, Nuestras Montañas son las Masas, link >>>> http://www.cedema.org/uploads/Marcial_Nuestras.pdf

En la actualidad, ambos asesinatos siguen impunes, y el FMLN partido político, es acusado de haber adoptado un pensamiento neoliberal, al igual que todos los líderes (sin excepción alguna) de los partidos políticos que aparentemente no son de derechas.

¡¡Comandante Marcial, presente!!

PD
Otros links de referencia los sucesos de Managua:
http://cosastanpasajeras.blogspot.com/2008/05/en-torno-al-suicidio-de-marcial.html
http://txanbapayes.blogspot.com/2014/04/marcial-tenia-razon.html
http://marcialteniarazon.org/
Última carta de Marcial: https://www.marxists.org/espanol/tematica/elsalvador/carpio/1983/abr/12.htm

Por: Tony Segovia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies